El algodón 100% ecológico (u orgánico) y por qué debes usarlo



Foto tomada por Irina Iriser de Pexels

Ramas de algodón

Como ya os imaginaréis en este artículo os vamos a hablar del algodón. Todos sabemos lo que es (y su fotogeneidad en su estado natural) porque es probable que, estés donde estés, te halles rodeado de algo compuesto por él. El algodón supone un porcentaje predominante en la industria textil mundial, y lo lleva suponiendo desde hace mucho.

Es por eso que con las nuevas tendencias de agricultura ecológica, basada en evitar el uso de productos químicos mediante el uso y optimización de los recursos naturales, el algodón ecológico u orgánico (usaremos estos términos intercambiablemente en adelante) está cobrando tracción en el mercado textil actual. Al menos es así entre los clientes más conscientes de su responsabilidad medioambiental.

Si tu eres uno de estos estás de suerte, puesto que en Pipichu hemos recopilados unos cuantos de los beneficios que ofrece ser consumidor de prendas de este tejido, y unos cuantos apuntes sobre por qué hemos decidido unirnos a esta responsable tendencia.

Ranita para bebé hecha con algodón 100% ecológico


Pero empecemos por el principio: ¿Qué significa que el algodón sea "ecológico"?

Básicamente, significa que ha sido producido sin ser tratado con pesticidas, insecticidas o sustancias tóxicas. Esto tiene ciertos beneficios evidentes para nosotros como consumidores. Por ejemplo:

  • 1º- Al no entrar en contacto con ninguna sustancia perjudicial para nuestra salud, el tejido resultante será hipoalergénico. Esto quiere decir que este tendrá una probabilidad mucho menor de provocar alergias o efectos adversos en general que uno que no lo sea.

  • 2º- El tejido acaba siendo más suave debido a que no ha sido sometido a procesos que puedan estropear su composición.

  • 3º- Debido a esto mismo también será más duradero.



algodon-niño2.jpg

Jersey lista ancha hecho con algodón 100% ecológico



Pero no todo lo bueno es sólo para nosotros. Las compañías que lo producen y sus trabajadores también se verán beneficiados de producir este tipo de algodón de estas maneras:

    • 1º- Al no manejar sustancias químicas de ninguna clase los trabajadores están más protegidos en su ambiente de trabajo.

    • 2º- Puede ser producido más fácilmente por pequeñas empresas de cultivo.





Y por último pero ni por asomo menos importante, es bueno para nuestro planeta. No usar productos químicos perjudiciales siempre es bueno para esta, pero en el caso del algodón y otros tipos de tejidos vamos más allá.

La razón para esto es que el algodón ocupa la primera posición en las fibras naturales que se producen de forma mundial.

Esto está muy bien, pero el problema viene cuándo la mayoría de las compañías que lo cultivan lo hacen mediante el uso de transgénicos. En el caso del algodón esto significa que su semilla ha sido modificada con objeto de configurar todo tipo de propiedades de la fibra. Esto tiene un gran número de perjuicios, algunos de los cuales ya hemos comentado antes.

Además si vives en España esto será algo que debería interesarte, puesto que como podemos averiguar mediante el siguiente artículo en 2011 España fue el hogar de un 42% de todos los experimentos con transgénicos al aire libre que se han realizado en la Unión Europea en los últimos años.

Esto expone al medio ambiente y por extensión a nosotros a graves peligros. De ahí el no usar ningún tipo de transgénicos a la hora de cultivar el algodón orgánico u ecológico.



Globo terráqueo



Y con este último mensaje concluimos con esta entrada del Blog de Pipichu. ¡Esperamos que nuestro resumen de nuestras razones para usar el algodón orgánico te haya gustado!



Logo.png



Recuerda que cada vez que veas este icono en un producto de nuestro catálogo estarás comprando una prenda hecha 100% con algodón orgánico. ¡Te animamos a echar un vistazo y a suscribirte a nuestro newsletter para recibir más artículos como este!



¿Te resultó útil esta entrada de blog?
Publicado en: Todas las entradas

Deja un comentario

Código de seguridad